La historia detrás de la Cala de los Cocedores

Al extremo de Almería, donde se conecta con Murcia, específicamente entre Pulpí y Águilas, se halla la Cala Cerrada, aunque es más conocida como Los Cocedores. Y esto se debe a que a inicios del siglo pasado, en ella se hallaba un cocedor de esparto natural, del cual aun se evidencian rastros.

En forma de media luna o herradura, es evidente en cada tramo de sus 150 metros de extensión la acción de las erupciones volcánicas pasadas. Por ejemplo, su arena posee huella de las cenizas volcánicas, al igual que la montaña que resguarda a la playa. Se trata pues, de Un acantilado gris ceniza, con gigantes piedras incrustadas.

Además, en dicho sistema montañoso, se evidencian aun hoy en día las cuevas en las cuales habitaban personas en tiempos lejanos. En aquellos, donde necesitaban resguardarse del sol, mientras realizaban el proceso de cocer el esparto natural de la zona.

Sus aguas, poseen tal tranquilidad que pueden considerarse como una piscina natural, ideal para los más pequeños del hogar, sobre todo si están aprendiendo a nadar, ya que su oleaje no supone peligro alguno.

Posee servicios limitados, en donde se vale alquilar toldos para protegernos del sol que se muestra en todo su esplendor en el lugar. Además, se encuentra un chinguirito que podemos reservar con antelación para su disfrute.

En lo que respecta al acceso, se lograra conseguir  tomando la carretera nacional A 332 en dirección a Águilas. Poco antes del cruce, tomaras el primer desvío derecho, hacia u camino de tierra señalado  “Playa de los Cocedores”. No hay pérdida.

Luego de aparcar, hay que seguir un camino a pie a través del monte montañoso, pero que realmente resulta un poco incomodo de realizar. También, existe la opción de acceder a la Cala Cerrada por medio de embarcaciones.

Otro atractivo de la zona, es que pese a parecer desértico, no lo es, en algunas épocas del año se hallan floras endémicas que embellecen aun más el sitio, además, que es posible visualizar gran cantidad de aves como   el águila-azor, búho real, halcón peregrino, y animales como tortugas moras, delfines, calderones.

Comments are Disabled